Changing a city’s skin, changing a city’s mind

I am from Bogotá, Colombia. It was not till after three years of living in NYC that I found out that Bogotá is now considered one of the best examples of urban climate leadership. What I witnessed around 10 years ago was the very encouraging vision of two mayors in Bogotá. The first mayor was interested in changing the citizens' behavior and mentality, and the second one was interested in beautifying the city.

The first one, a mathematician, philosopher, and politician by profession, created social campaigns to generate “a global citizenship consciousness," targeting citizens living in the capital, with origins from all over the country, and idealizing a greener city with features like bicycle paths. The other, an urban planner, put some of these ideas into action: citizens noticed a more organized, cleaner, and greener city with trees, bicycles, beautiful sidewalks, parks, rivers, and lakes. These men, Antanas Mockus and Enrique Peñalosa,  had an incredible impact in making Bogotá a better place to live.

And maybe that is what is now is visible in NYC, where indeed there seem to be more and more people concerned about the city. More campaigns encouraging citizens to recycle and to use paper bags instead of plastic ones. More people doing outdoor events, exercising, using public transportation and biking. According to a survey reported in the New York Times,  six years after the Bloomberg administration began adding 255 miles of bicycle lanes onto streets previously dedicated to automobiles, New Yorkers have gradually become accustomed to bicycle lanes. And even though bicycling still remains far from mainstream in New York City, what is true is that lanes are another option for greener transportation. According to Dr. Barrie Cassileth, in an interview following the NYT survey, these bike lanes "will get rid of some of the pollution from automobiles and reduce the amount of automobile traffic" on NYC streets. Dr. Cassileth went on to note that bikes make for a cleaner, safer, more inviting, and healthier city.

As Ricardo Montezuma, one of the most renowned architects from Colombia, affirms, “the great achievements...are the result of a new kind of government centered on issues rather than party politics or ideology... Residents feel a new sense of ownership, belonging, and pride in the city, that was visible in the use of 'ciclo-vía nocturna' (night ciclo-vía, a bicycling event on Bogotá's bike paths), an evening in December 2002 when more than 3 million people celebrated in the streets."

Here in NYC, Mayor Bloomberg has taken significant steps to lessen our environmental impact. However, he can't revamp the city alone. The model that Bogotá has established can and should lead the world in the direction of environmentally-friendly cities. Perhaps, as we try to create a greener city, we should be looking south to the efforts of the mayors in Bogotá.

Check out the documentary CITIES ON SPEED - Bogotá Change for a closer examination of the steps that Mockus and Peñalosa took to make Bogotá the environmental leader city when they governed.

Photos: Wikimedia Commons (top) and TEDx (bottom)

Yo soy de Bogotá, Colombia. Sin embargo, no fue sino hasta después de tres años de vivir acá en NYC, que oí que Bogotá había sido considerada uno de los mejores ejemplos de ciudades urbana según el Climate Leadership Broup.  Como muchas ciudadanos, lo que pude visualizar hace unos 10 años fue a un par de alcaldes visionarios optando por una mejor ciudad. El primero, se interesó por el cambio del comportamiento y mentalidad de los ciudadanos, mientras que el segundo, se interesó por el embellecimiento de la ciudad.

 

El primero, un matemático, filosofo y político de profesión, creó campañas sociales para generar una “conciencia de ciudadano global” en los ciudadanos que vivían en la ciudad y que venían de todas partes del país. Les hablaba de una Bogotá más verde con ciclo-rutas. El otro, un urbanista, consiguió poner estas ideas en acciones. Los ciudadanos vimos una ciudad más organizada, limpia y verde, con más arboles, bicicletas, bonitos andenes, parques, ríos y lagos. Estos dos hombres, Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, tuvieron un gran impacto.

Y quizás es eso mismo, lo que hoy en día se puede percibir en NYC, donde al parecer  hay más y más ciudadanos preocupados por su ciudad. Más campañas en pro del reciclaje, alentando a los ciudadanos el uso de bolsas de papel en lugar de bolsas de plástico. Más gente realizando actividades afuera, ejercitándose, haciendo uso del transporte público y usando sus bicicletas. De acuerdo a una encuesta del New York Times, seis años luego de que la administración Bloomberg diera inicio a la planeación de unas 225 millas de ciclo-rutas, los Neoyorkinos han conseguido acostumbrarse al uso de las mismas. Y aunque el ciudadano común aun no termina por acostumbrarse a desplazarse en bicicleta, lo cierto es que las ciclo-rutas han sido ejemplo de una opción mas ecológica de transporte. Según una entrevista realizada a Barrie Cassileth, “estas ciclo-rutas servirán para disminuir de alguna forma la polución producida por los vehículos así como del trafico mismo”  en las calles de Nueva York. El mismo Cassileth afirmó que las bicicletas harían de la ciudad una ciudad más limpia, segura, acogedora y saludable.

 

Como afirma Ricardo Montezuma, uno de los arquitectos mas conocidos de Colombia, “los grandes logros … son el resultado de un a nueva forma de gobierno mas enfocado en problemáticas sociales que en ser tradicionalmente partidista… Los ciudadanos tienen un nuevo sentimiento de autonomía, pertenencia, y orgullo hacia su ciudad, que se hizo visible en el uso de la ciclo vía nocturna de Diciembre de 2002 cuando mas de 3 millones de personas se reunieron en las calles“.

 

Acá en NYC, el alcalde Bloomberg, ha dado grandes pasos para mejorar el impacto ambiental. Sin embargo, esto es algo que el no puede hacer solo. El modelo que Bogotá estableció podría y debería ser seguido por otras ciudades apostándole así a un mundo mas amigable con el medio ambiente. Tal vez, mientras tratamos de crear una ciudad mas verde, deberíamos observar los esfuerzos realizados en el sur por estos alcaldes de Bogotá.

Para mayor información relacionada con los programas puestos en práctica por Mockus y Peñalosa, observa el documental CITIES ON SPEED - Bogotá Change.

Fotos cortesía de: Wikimedia Commons (top) and TEDx (bottom)